domingo, 19 de octubre de 2014

Aquí.

I

"(...) es justo en ese instante,
pero no en el mismo momento,
en el que algo parece diferente,
y no es otro fallido intento:

De poner las cosas por delante,
y dejar que te guíe el lamento.

De soltar aquel latido valiente,
y agarrarse perdido al viento.

II

De creer en la perfección inconstante,
de aquel incompleto paciente, 
en el que todo parece importante,
pero nunca es suficiente.

De vivir en la imperfección constante
de este completo impaciente,
del que nada parece interesante,
pero siempre carente.

III

De una mirada incesante, 
que dice ser inocente, 
al dejar de estar ausente,
fingiendo ser ignorante.

De este rubor incipiente,
que te hace sentir discrepante,
con cómo en poniente se implante,
y en qué occidente se oriente, 

IV

Que tan poco eso importa,
y que tan bien se imparte.
sin que obtenga un importe.

V

Y al final te acabas por dar cuenta,
de que nadie escribió el cuento,
que debió salir de la imprenta,
para que ellos encontrasen su impronta (...)"









Es ahora cuando más lejos está y cuando más cerca creo sentirlo.
En el sentido más estricto del término.
Y así, puede empezar.
Aquí.

Pablo.



No hay comentarios :

Publicar un comentario