martes, 28 de junio de 2011

"The Sun Smells Too Loud." (Mogwai)

Como en un reloj de arena, hay  pedazos de nuestra vida que se deslizan entre dos esferas de cristal fino interconectadas.


Slide Away. 

Es ahí donde guardamos todo aquello que nos va haciendo felices día a día. Y cuando queremos recordar simplemente le damos la vuelta y lo dejamos fluir. 

Sucede en un momento determinado. En un lugar determinado. En una situación determinada. Y viene fundamentada por un estímulo. Externo o interno, involuntario o inducido, placentero o desagradable, triste o alegre. Y la respuesta es siempre la misma. Se desencadena una reacción en cadena bastante predecible. Como la de la PCR. 


Ayer y hace unos días fue su olor. Palpitante, latente, intenso.


Es cierto, su perfume me sigue transportando a universos paralelos, perdidos entre viajes astrales. Y que el azul cercano de su mirada me provoca la misma sensación de siempre.

Yo me siento realmente cómodo. Y eso es positivo.

Aunque parezca no tener demasiado sentido, y que las palabras se muestren incoherentes, puedo decir que todo lo que escribo aquí sale tal cual se crea , nada es procesado.


Él ha vuelto.

"Me". 


No "myself".


No voy a preocuparme de otra cosa que no esté relacionada con el sentirme bien. 

Y tú me haces sentir bien. 

Y punto.


"Lo único que dura para siempre es aquello que entregas sin pedir nada a cambio."
You and I, we gonna live forever.



(Ya queda poco, un último esfuerzo.)

1 comentario :

  1. A veces hay que dejar de pensar y simplemente estar en armonía y dejar que la paz, esa que transmites tan tan bien, fluya.
    Permitirte estar bien.
    Yo también lo estoy, y cómoda también.

    Esta canción me gusta mucho, es tan tu...

    ResponderEliminar