sábado, 11 de junio de 2011

Buenas noches.

Tarde clara en los páramos.
Frío espeso en la noche baldía.
Caminos, señales y decisiones inoportunas.


Dolor de cabeza bajo la luz de un flexo.
Naturaleza muerta en un pálido verdor.
Papeles de periódicos huérfanos de lectores.


Es Caos.
Es así.
Y así seguirá siendo hasta el final.

2 comentarios :

  1. A veces es necesaria la presencia del caos como amigo, definitivamente!

    ResponderEliminar
  2. Ahora más que nunca necesito un poco de orden, no lo está habiendo.

    El caos puede ser un compañero amistoso, e incluso agradable... Pero no ahora.

    Necesito realmente un poco de orden. :)
    Te veré mañana?

    ResponderEliminar