lunes, 25 de abril de 2011

While I kiss the Sky.

Toda una legión de nubes nos seguía la pista de cerca. Como la Santa Compaña, el último ánima se queda atrás y llora sobre nuestras cabezas. Entre todas ellas se distinguen algunas más hollinosas y con perfiles agresivos que se dejan escapar, otras simplemente nos observan con sus siluetas amables y esponjosas.Las hay perla, apenas visibles y sin forma definida, y las hay rechonchas con sombreros de bombín al estilo gentleman que se elevan hacia la inmensidad azul.Indescifrables e inescrutables, completamente cambiantes. Sé que se me desharían en las manos si intentase alcanzarlas.No tienen miedo, se muestran al natural haciendo gala de su pulcritud.
El agua que cae estrecha este vínculo eterno de la Vida
Difusas y caprichosas, como las personas, no hay dos iguales. Cuando se encuentran dos que son incompatibles comienza una lucha elemental, y fruto de ello nació la electricidad del sonido.

"En una lucha de Titanes, con Zeus y Poseidón como protagonistas."

1 comentario :