sábado, 15 de mayo de 2010

Changing my mould.

A veces una simple conversación habla de todo y de nada. Marca un punto de inflexión cuando estás en la cuerda floja. Equilibrista sin red.
La vida es simple, solo preocúpate de respirar.
¿Cuántas esquinas he de doblar, cuántos momentos me han de pertenecer? (Aschroft)
Todo lo que tienes es aquello que está en tu cabeza, el resto es patrimonio de la humanidad.
Hay susurros esperanzadores y gritos desesperados, pero al final las palabras se quedan flotando, inertes, inmóviles. Tu motor es el pensamiento.
Parece que fuese a desvanecerse en cualquier momento, como un cristal de sal al sumergirlo en agua. Comienzas viendo a través de él, y luego, dejas de verlo.
La música es la vida. Y no paro de vivir día tras día.
Sí, después de esto viene la querida fase REM, que ordenará todo esto y le dará sentido.
Antes de terminar, "The drugs don't work".
Rellenan huecos y espacios con euforia y vitalidad.

-Nena, iremos a París a chutarnos heroína y a follar con las estrellas.

6 comentarios :

  1. "A veces una simple conversación habla de todo y de nada. Marca un punto de inflexión cuando estás en la cuerda floja."
    Amén.

    Nene, yo conduzco.

    =P

    ResponderEliminar
  2. me gusta mucho esta entrada
    una simple comversación te cambia muchas cosas, a veces
    sigo leyéndote

    ResponderEliminar
  3. Sí, tienes razón que simple es la vida, no? pero nosotros la complicamos.


    Euforia, vitalidad.

    Buena música y buena entrada.

    Gracias

    ResponderEliminar
  4. Buen gusto! The beatles y Bob Dylan hahaha me alegro de coincidir

    ResponderEliminar
  5. PERO JODER¡¡¡¡¡
    QUE COÑO TE PASA??
    QUE ERES UN PUTO GENIO O QUE???

    ResponderEliminar
  6. paris, heroina, follar y estrellas... suena emocionante, tentador¡¡¡ pero no caera esa breva jajajjaja

    ResponderEliminar